Cierre del ciclo de conferencias de esta temporada con el IV “COLOQUIOS SOBRE MURGI”, a cargo del profesor Bilar Sarr y el arqueólogo Lorenzo Cara sobre ‘LA COSTA DEL REINO DE GRANADA EN LA EDAD MEDIA’.

Celebrado el pasado 16 de junio/2022 en la sala B del Auditorio de El Ejido a cargo de BILAR SARR, profesor del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Granada, y LORENZO CARA, arqueólogo y miembro del Instituto de Estudios Almerienses (IEA), sobre las torres nazaríes en las costas a ambos lados del Mar de Alborán en época medieval, con especial énfasis en la costa marroquí y la granadina con el Campo de Dalías.

La ruta natural, y vía de escape más rápida, para viajar desde el Poniente almeriense a Granada, Málaga o Madrid ha sido por la costa. La dificultad orográfica suponía que la carretera, antes de su mejora, tuviera un trazado tortuoso que se adaptaba a las formas que los diversos conjuntos montañosos penibéticos formaban cayendo sobre el mar en forma de acantilados con continuos entrantes y salientes. Estas calas y cabos proporcionaban en compensación una belleza del paisaje en la que sin duda llamaban la atención las torres que jalonaban el camino, haciendo desatar la imaginación de niños y mayores con las historias o funciones que pudieran tener. Sin embargo, la distracción que proporciona el móvil o la tablet priva a las nuevas generaciones de ese placer, acrecentado si cabe por el trazado y la velocidad de la autovía que impiden la visión de muchas de ellas,

         De las circunstancias históricas, técnicas constructivas y emplazamientos, etc. de esas torres, o de muchas de ellas, las de época nazarí, nos han hablado Bilal Sarr, profesor del Departamento de Medieval de la Universidad de Granada, y Lorenzo Cara, arqueólogo y miembro del Instituto de Estudios Almerienses y del Centro Virgitano de Estudios Históricos. Esta última charla de la temporada de los Coloquios sobre Murgi, celebrada el 16 de junio de 2022 con presencia de numerosos socios y simpatizantes de la Asociación Cultural Athenaa, pero también de otras muchas personas interesadas en el tema procedentes de localidades vecinas.

         El profesor Sarr aúna a su experiencia arqueológica el ser licenciado en Filología Árabe, lo cual es requisito imprescindible en la temática que nos ocupa, no sólo para interpretar de forma directa diversas fuentes escritas, sino también para sacar conclusiones sobre lo que aporta la toponimia a la hora del trabajo de campo. Sarr expuso material gráfico sobre el estudio de las torres nazaríes de las costas granadinas y malagueña, distancia entre ellas, campo visión, ubicación y sus factores de localización, variedad tipográfica, etc. Destacó la concentración de las mismas en los puntos de acceso al interior del reino nazarita a través de los cursos fluviales como el Guadalfeo, Guadalhorce o río Verde, quizá justificado por el desarrollo del Estado Nazarí y la atracción que ejercerían sus costas y sus recursos para los piratas de Berbería, además de razones defensivas para ataques de otros reinos del Mediterráneo, sobre todo los peninsulares.

         Esta concentración contrasta con el escaso número de torres almenara, que es su nombre, en las costas marroquíes. De este modo, el profesor Sarr hace un análisis a modo de espejo de ambas costas que se confrontan y se cuestiona dicho contraste, no sólo por el menor desarrollo del reino meriní frente al nazarita, sino porque también los estudios y trabajos de campo sobre las mismas están menos desarrollados.

         Sin embargo, el contraste no queda sólo en la confrontación de las costas que bañan el mar de Alborán en las citadas costas, sino también en la propia costa del reino nazarí ya en la provincia de Almería. En este punto fue Cara Barrionuevo quien tomó la palabra para tratar de explicar esta situación ya que, por lógica, debería seguir la misma dinámica constructiva de torres almenara. El arqueólogo justifica esta situación por el escaso estudio de esta zona geográfica, tal como también se ha argumentado para el caso de la costa marroquí, además de que otras torres de cronologías posteriores, así como diversas fortificaciones costeras, pudieran tener un origen nazarí y que con posterioridad fueran reutilizadas, reconstruidas e, incluso, hechas ex novo. Cara argumentó que, sabiendo la importancia que tuvo el Campo de Dalías para la cabaña ganadera trashumante nazarí, como atestiguan sus varias decenas de aljibes de esta época, no se entiende la escasa profusión de dichas torres entra Adra y Almería, zona que además daba acceso directo a otras zonas de interés del reino. Es por ello que Cara Barrionuevo anima a que se realicen los trabajos de campo necesarios.

         La velada se cerró con la participación de varios de los asistentes que expusieron sus conclusiones al respecto de la temática tratada sobre sus trabajos de investigación en sus áreas de estudio.

         De este modo concluyó el primer ciclo de conferencias tituladas «Coloquios sobre Murgi» que se ha venido desarrollando desde el mes de marzo con variedad de temas y que han tenido como nexo de unión «Murgi/El Ejido», su amplio registro arqueológico desde época megalítica hasta nuestros días, por lo cual es una buena manera de hacer llegar nuestra historia a un público general ansioso por conocerla y ponerla en valor.

Sobre el autor: Athenaa (fgo)

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.