Reencuentro con el pedestal dedicado a Porcia Maura del siglo II en Málaga

En la foto miembros de la Asociación Cultural Athenàa visitando el pedestal romano dedicado a Porcia Maura

Athenaa visita en Málaga el pedestal dedicado a Porcia Maura anhelando su regreso a El Ejido.

Recuperar el legado del asentamiento romano de Murgi en El Ejido es uno de los grandes empeños de la asociación cultural Athenaa. Y realizando esta tarea, un grupo de 15 integrantes de este colectivo han vivido días atrás en tierras malagueñas un emocionante reencuentro con el pedestal dedicado a Porcia Maura y datado en el siglo II de nuestra era.

Para ponerse en situación, el presidente de Athenaa, Francisco Espinosa, nos cuenta la historia de este vestigio romano: “Es un resto arqueológico de la ciudad de Murgi que apareció allá por mediados del siglo XIX y acabó en manos de un coleccionista privado oriundo de Adra.

Pero duró poco en sus manos porque, pocos años después, allá por 1860, se hizo con él una familia muy pudiente de la alta burguesía de Málaga que eran los Heredia. Y se lo llevaron a una finca suya donde lo colocaron y formó parte de una amplia colección de bienes arqueológicos, muchos de los cuales todavía se encuentran allí en la fachada principal”.

pedestal-romano-porcia-maura-murgi
El pedestal romano datado en el siglo II pertenece al ciudad de Murgi

Conocidos estos hechos por parte de la asociación, rápidamente se puso en marcha una toma de contacto para poder ver en vivo este pedestal que actualmente está en una finca conocida como ‘Hacienda Nadales’ que, según indica, Espinosa, “pasó por varios avatares a lo largo del tiempo y ahora pertenece a la orden de San Juan de Dios y se usa para a la celebración de eventos, bodas, ceremonias y cosas así”.

Y una vez realizadas todas las gestiones, por fin pudo realizarse el esperado reencuentro con este resto de la ciudad de Murgi durante el que el presidente de Athenaa celebra que tuvieron “la oportunidad de palparlo, verlo y fotografiarlo. Todos tenemos fotografías en grupo e individuales junto al pedestal”.

Preocupación
Pese a la alegría del reencuentro, no todo es felicidad en lo que a la situación en la que se encuentra este resto arqueológico se refiere puesto que, según cuenta Francisco Espinosa, “ahora lo que nos planteamos es ver la posibilidad de como gestionar o hacer para que el pedestal viniese a su lugar de origen que es Murgi.

Y habrá que hacer gestiones porque está en una situación que no es la más adecuada para su conservación ya que ahora mismo está expuesto a todas las inclemencias del tiempo, expuesto a cualquier uso indebido del mismo y vamos a ver si conseguimos mover las voluntades que sean necesarias para su regreso”.

Y es por ello por lo que desde esta asociación de recuperación del patrimonio avanzan que “vamos a empezar tomando contactos amistosos con los responsables y propietarios de la finca. No sabemos cuál es su voluntad ni la situación, pero queremos empezar por un contacto”.

Desde luego, desde Athenaa tienen muy claro cual debía ser el emplazamiento de esta pieza “nosotros creemos que la solución debería ser su regreso a El Ejido y la colocación en la colección arqueológica que el Ayuntamiento está preparando para su apertura”, indica Espinosa. No obstante, de momento, habrá que seguir esperando para que sea una realidad.

Sobre el autor: Athenaa

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.